Cámara Personal Policial

 

 

¿Necesitas comprar una cámara personal policial? Has venido al lugar adecuado. ¿Te parece si conocemos para qué son estas herramientas de grabación, cuándo se usan de forma profesional y por qué merece la pena que tengas una?

Hoy en día te puedes volver loco al mirar el mundo de las cámaras personales, tanto profesionales como para aficionados. Por eso es necesario dar con una web que focalice en lo realmente importante. Por tanto, llega el momento de la verdad y te preguntamos:

  • Por qué tienes que comprar una cámara policial personal.
  • Cómo puedes comprar la mejora cámara para policías.
  • Qué debes buscar antes de comprar la cámara policial.
  • Cuál es la mejor cámara que puedes comprar según tu presupuesto.
  • Cuándo puedes necesitar una cámara policial personal.

Ya ves que hay muchas preguntas que deben ser respondidas antes de desembolsar el dinero. Por eso queremos dejar claras estas cuestiones, porque te ayudarán y te servirán de orientación para evitar errores en tu compra.

 

 

Antes de comprar una cámara personal policial: ¡LEE ESTO!

 

comprar camara espia

 

Lo primero que tienes que saber antes de comprar una cámara personal policial es exactamente qué necesitas. Con esa información, mira las muchas posibilidades existentes hoy en día en el mercado siguiendo estos parámetros básicos:

 

  1. Precio
  2. Calidad
  3. Características.
  4. Opiniones

 

Nos explicamos. Lo primero que debes observar es lo que se conoce como la combinación ganadora, que es la calidad / precio. Es decir, has de encontrar la mejor cámara personal para policía al precio más competitivo posible. Por lo general, en el enorme marketplace de Amazon podemos localizar decenas de negocios y el propio Prime, por lo que se convierte en el punto clave desde el que poder analizar este punto para encontrar el producto perfecto.

Una vez sabemos que hay cámaras de buena calidad y que se ajustan a nuestro presupuesto, toca analizar las características. Aunque la marca sea conocida, lo normal es que tú necesites que la grabadora de imágenes tenga unas condiciones mínimas para desarrollar tu trabajo de forma correcta. Así que, mirando el precio que vas a pagar, observa cuáles son los equipos más completos antes de comprar.

Finalmente, siempre merece la pena echar un ojo a las opiniones de otros usuarios. ¿Cómo hacerlo fácilmente? Es sencillo. Tanto marketplaces como Amazon como otros foros de expertos y profesionales ofrecen fuentes ingentes de información para conocer de primera mano qué tal han sido las experiencias de otros policías con un modelo de cámara personal concreto, por ejemplo. Además, se pueden hacer preguntas y solucionar dudas antes de comprar nada para que sepas perfectamente qué producto estás adquiriendo y qué beneficios obtendrás con el mismo.

 

 

Funcionamiento

 

comprar mejor camara policia

 

¿Cómo funciona una cámara personal policial? Veamos qué saber sobre estos instrumentos de trabajo.

La cámara se cuelga del uniforme del agente. Generalmente requiere de un juego de cinchas que ayuda a que esté de forma segura amarrada al traje de la persona que la porta.

Luego, la cámara suele grabar en base a clips. Es decir, cuando se activa la cámara policial, se van generando dichos clips que graban durante un tiempo estimado captando tanto audio como vídeo.

Una buena cámara policial debe permitir grabar durante un tiempo ininterrumpido de no menos de cinco horas, siendo lo ideal entre seis y ocho horas. Todo dependerá de la batería que incorpore.

Ahora bien, depende de la calidad seleccionada, la cámara puede grabar durante más o menos tiempo. Si el producto es de calidad, ofrece captación de imágenes con diversas sensibilidades y calidades, que van desde los 360p a los 1920p, siendo esta última la mejor con diferencia, en clara alta definición y, por tanto, la que menos tiempo grabará y más batería consumirá.

 

 

El uso de la cámara policial

 

El uso diario de la cámara personal policial implica un funcionamiento similar a este:

  1. El agente llega y extrae la cámara de su cargador.
  2. Acto seguido, la escanea para darla de alta en el sistema. Para ello, se le asigna un carné profesional.
  3. Después, el agente coloca la cámara en el uniforme, allá donde vaya integrada de forma general.
  4. Finalmente, el agente sale de servicio con su equipo preparado para trabajar.

Durante el servicio, el agente tiene potestad para pinchar el botón grabador de clips.  

 

La batería

 

Obviamente, aunque la cámara no vaya en modo de grabación constante, es necesario que tenga una batería potente. Aunque puedan grabar durante 6 o 7 horas de forma ininterrumpida, un servicio policial dura más tiempo. Por eso, aunque tenga que ser persistente, también hay que especificar que el agente la encenderá y apagará según convenga.

Por eso, al final del turno, el agente descargará todas las imágenes que han sido capturadas mientras ha durado el servicio. Este material irá a un ordenador central en el que se almacenan los clips. Muchos de estos clips son considerados pruebas importantes para muy diversos casos. En todo el proceso, la batería ha de estar operativa.

 

 

 

 

Esta es una cuestión que se pregunta mucha gente, a veces, incluso los propios policías. ¿Puede un agente grabar de forma legal? Lo cierto es que no existe una ley concreta que a día de hoy regule el uso de videocámaras personales por parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Por el contrario, todo depende del tipo de trabajo que, como agente de policía, realices. Por ejemplo, si eres policía judicial en el sentido amplio de la palabra, hay supuestos en los que el uso de la cámara personal está justificado. Así lo estima la Ley de Enjuiciamiento Civil, a través de su artículo 588, que informa de que esta especialidad dentro del cuerpo tiene potestad para grabar por cualquier medio técnico a personas investigadas en espacios públicos, por ejemplo.

También encontramos en el artículo 4/15 que aquellos agentes que trabajen bajo la aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana pueden proceder a la grabación de lugares, personas y objetos a través de cámaras de vídeo-vigilancia, que podrán ser móviles o fijas, y que estarán previamente autorizadas según la legislación vigente en la materia. Por cierto, también se permite el uso de smartphones en este sentido.

Todo ello se regula bajo el artículo 4/97 en una ley antigua que permite el uso de videocámaras si se cuenta con la autorización de la Delegación del Gobierno para la utilización de las mismas.

 

Compra una buena cámara personal policial

 

Sea como fuere, es aconsejable estudiar cada caso en particular y, según tu posición profesional, saber con exactitud si necesitas utilizar una cámara personal policial para el correcto desempeño de tu labor.

Y, recuerda, si necesitas comprar una buena cámara personal policial, nosotros te podemos ayudar. Echa un vistazo a nuestro extenso catálogo y a nuestros consejos expertos y descubre los mejores equipos del momento para lograr un desempeño óptimo en tu labor diaria como experto en la materia. ¡Te esperamos!

 

CÁMARAS MÁS VENDIDAS 

 

 

Deja un comentario