Sobre parches policiales

Sobre parches policiales

PARCHES DE POLICIA DE VELCRO

 

Los parches policiales sirven para mucho más que para decorar. Por eso, a continuación, vamos a conocer algunos de los usos de estos accesorios que visten con orgullo gran cantidad de los profesionales de las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad en todo el mundo.

Uso de los parches policiales

Los parches de policía o parches policiales se utilizan para diversas finalidades y se ponen en el brazo, en el chaleco o en el pecho de una camiseta, chaqueta, etc.

No obstante, dado que existen muchos tipos de parches, hoy en día se pueden localizar incluso los que van directamente en la mochila.

 

 

Tipos de parches

Según de qué estén hechos y del origen de su fabricación, puedes comprar parches policiales de diversos materiales, como de velcro, de PVC, de plástico, de tela, etc. Veamos cómo son.

  • Parche con velcro: es muy cómodo, ya que se pega al material del que esté hecho el chaleco, la camiseta, etc. Ahora bien, no sirve para cualquier prenda, tenlo en cuenta. Eso sí, al ser de quita y pon, es comodísimo.
  • Parche de PVC y de plástico: cada vez es más común. Es muy resistente, aguanta en cualquier tipo de condiciones, ya sea lluvia, frío, humedad, calor, etc.
  • Parche de tela: es el de toda la vida, que se ha de coser a la prenda y, una vez puesto, ya no se quita a no ser que de descosa por algún motivo.
  • Otros parches policiales: hoy en día puedes comprar parches policiales fabricados en casi cualquier material que se te ocurra. Ya sea incluso en papel o cartón, o en elementos de alta tecnología diseñados especialmente para ser muy resistentes.
  • Parches MOLLE: el sistema MOLLE es un sistema de transporte basado en módulos. Es decir, elementos que puedes añadir a mochilas, chalecos y otros para disponer de nuevos departamentos para cargar objetos y accesorios. Muy necesario en el mundo militar, también es adecuado para los policías y, de hecho, puedes añadir parches para saber qué poner en cada departamento de la prenda, por ejemplo.

Para qué usar parches de policía

Los usos del parche policial son relativamente variados. Tanto los de goma como los de tela, incluso si son de papel, poco recomendables porque se estropearán a la más mínima, se utilizan para diversas finalidades.

  • Identificación. Es decir, identifican la unidad especial a la que pertenece el profesional. Son insignias que muestran a los demás el grupo de pertenencia dentro del cuerpo.
  • Información vital. ¿Sabías que los parches policiales pueden incluir información básica que podría salvar la vida del profesional? En muchas se añade información importante, como el grupo sanguíneo. Así, si hiciera falta realizar una transfusión al herido, los médicos de urgencias tendrán el conocimiento necesario sobre tipo de sangre que hace falta y no se pierde ni un segundo.
  • Decoración. Tal vez disfrutas con parches con símbolos como los del Punisher, o igual un bulldog o un animal con el que te identificas. Si es tu caso, puedes usar este elemento como mera decoración, para lucirlo con orgullo porque sí, porque te gusta y porque te sientes mejor con él en tu equipo.

 

 

Dónde se coloca el parche policial

Bien, una vez que sabemos qué tipos de parches existen y para qué se usan, ¿dónde los vas a situar? La verdad es que las opciones son múltiples, y todas van a depender de tus necesidades, de tus gustos y de una serie de elementos variables.

Por lo general, el brazo suele ser el lugar en que se pega el parche policial. A la altura del hombro, bajando hacia el codo, es un espacio adecuado para instaurarla e identificar la unidad, la información de utilidad, etc.

No obstante, existen otras zonas en que se pueden pegar. Por ejemplo, en el pecho. Es más, en algunas unidades, van insertos o cosidos a un chaleco, chaleco antibalas, etc.

En realidad, el parche policial, ya sea bordado, personalizado, fabricado en materiales plásticos o caucho, es decir, sea como sea, se colocará donde mejor convenga, sean camisas, camisetas, etc. Si se porta por gusto, por personalidad o por simbolismo, la libertad es total. Incluso lo puedes usar en unos pantalones, por ejemplo, en la rodilla, para tapar un agujero o porque te gusta lucirlo ahí.

Es habitual usar parches policiales con hilos coloridos, para que sean más decorativos, con la idea de que resulte más atractivo y original. Así resultan cuando son más representativos, cuando las insignias son bordadas, o bien cuando se usan para coleccionismo, que también entra dentro de las posibilidades.

Parches policiales según su forma

Otra clasificación habitual que se hace con los parches policiales es según su forma. Obviamente, dependerán del diseño, pero es fácil encontrarlos redondos u ovalados, a la manera de un escucho, cuadrados o rectangulares, etc.

Qué mirar al comprar parches policiales

Así pues, si vas a comprar parches policiales, cuida especialmente estos detalles:

  1. Asegúrate de que están fabricados con calidad probada y asegurada para que tengan máxima durabilidad.
  2. Mira que ofrezcan lo que necesitas, como, por ejemplo, los elementos de fijación y engranajes que estás buscando. Unos se cosen, otros no. Piénsalo bien antes de comprar si es el que quieres.
  3. Mira otros elementos, y no solo en el material de fabricación. Comprueba también la calidad en el gancho, en la fijación, en los elementos tácticos, etc.
  4. El parche policial ha de ser lavable, no tóxico y muy duradero.
  5. Puedes elegir entre parches policiales profesionales o como aficionado. Algunos se usan en trajes de policía o para miembros de fuerzas de seguridad diversas, otros para chaquetas, chalecos, jeans y vaqueros, sombreros, mochilas y bolsas de viaje, ropa… Unos son tácticos y otros no. Piénsalo antes de comprar según su finalidad.

Ya ves lo geniales que son los parches policiales. Si estás en el cuerpo de la Policía Nacional, en la Guardia Civil, incluso en el ejército, aumentará tu satisfacción, tu sentimiento de pertenencia y tu orgullo por pertenecer a cuerpos de seguridad del estado que protegen a tus compatriotas y conciudadanos trabajando codo con codo. Un recuerdo imborrable para siempre para ti.

También pueden ser útiles estos parches policiales si estás opositando. Así subirás la moral, por ejemplo, usándolos como regalo, como adorno, para coleccionar si alguien es muy fan de los cuerpos de la Policía Nacional o la Guardia Civil, etc.

Atrévete con parches policiales de todo tipo, desde específicos hasta personalizados, para coleccionismo, por gusto o porque te apetece. Disfruta a tope de ellos y siéntete parte de algo más grande que uno mismo.

 

Deja un comentario